Urge rescatar lengua Pima O´oba en Chihuahua

La etnia Pima en Chihuahua, es una de las cuatro que aún existen en la entidad, sin embargo, su cultura, su historia y su lengua podrían desaparecer en pocos años.


Por: Gustavo Ramos
2019-06-17

 

Ellos habitan en la comunidad de Yepáchi, en el municipio de Temósachi, que colinda con el estado de Sonora, una región que separa la sierra Tarahumara con el desierto sonorense y que debido a su lejanía, pareciera han quedado olvidados de los ojos del mundo.

El Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas (INALI), tiene declarada a la variante hablada por los Pimas en Yepáchi, como una de las variantes lingüísticas con muy alto riesgo de desaparición, y se estima que existen tan solo 159 habitantes hablantes en 33 localidades donde se tiene registro de la lengua.

Los pima tiene características que los definen como un pueblo que pudiera desaparecer, los pimas de Yepáchi catalogados como (del sur), tienen una lengua que los distingue de sus parientes más cercanos en Sonora, también menores en cantidad.

Rodeados de grandes montañas tapizadas de pinos y árboles endémicos, los pima pasan desapercibidos para la mayoría de los habitantes en Chihuahua, que comúnmente recuerdan o asumen a los rarámuri como la etnia predominante en la sierra, pareciera que de igual forma pasa con las autoridades.

El grado de riesgo de que su lengua desaparezca, parece desapercibida, aunque existen proyectos para rescatar este dialecto, la realidad rebasa las expectativas para salvaguardar esta joya cultural.

Actualmente reciben el apoyo de entes privados, como mineras que explotan la región, asociaciones civiles, antropólogos, así como de las autoridades correspondientes, sin embargo, esto no detiene el desgaste de la precarización, la desigualdad, el desconocimiento a su cultura e incluso el bulliyng en los niños que los cohíbe a usar su lengua.

El pasado 15 de junio, la empresa minera Agnico Eagle realizó un evento con objetivo altruista para los habitantes de Yepáchi, donde destacaron la existencia de los pima, su cultura y la riqueza cultural que representa para la comunidad, la región y la entidad, donde las autoridades se limitaron a asistir al evento, agradecer a la empresa minera y abogar para que más empresas lleguen a operar en la región y apoyen a las comunidades.

Hubo espacios donde se vendieron artesanías Pima, se advirtió del riesgo de su lengua, hubo exposición de vestidos típicos, bailable y música, así como la presencia de dos gobernadores Pima que deleitaron a los presentes con el violín y la guitarra para tocar un tradicional pascol.

La mayoría de los habitantes de mayor edad, desconocen que sean los últimos hablantes, pero se aferran a preservar sus costumbres, su vestuario, los varones de edad avanzada cargan con bastones de madera, mientras que niñas y niños portan orgullosos sus ropas de manta con bordados coloridos y símbolos de su cultura ancestral.

En esta comunidad, solo tres niños son hablantes del Pima, de dos escuelas primarias, una es indígena, pero los maestros no hablan su lengua o tienen limitantes, los niños que conocen su lengua, evitan utilizarla por temor a las burlas, el bullying frena la convivencia y practica de su lengua.

Pudiéramos estar presenciando la última generación de pimas que hablan su lengua original, los ancianos preservan gran cantidad de conocimiento, sobre la naturaleza, su cosmogonía y el paso del tiempo que desgasta su aliento.

La Antropologa Diana Cristina Ramos González, trabaja con los pimas e investiga este proceso sobre su lengua, advierte que de no actuar de manera urgente, en pocos años podrían ser una cultura más que se extingue en tiempos modernos, el constante contacto con la cultura mestiza, la dominación cultural del consumismo, la ausencia de programas educativos y de material didáctico para los niños, son focos rojos que deben de atenderse antes de que los Pima desaparezcan. 



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018