Un saludo de Federico Silva, la cuarta obra del Escultórico

La cuarta obra que integra el proyecto del Corredor Escultórico Chihuahua se titula “Un saludo”, a cargo de del artista mexicano Federico Silva (1923). Esta pieza también estará ubicada sobre el Paseo Bolívar. La escultura fue donada por Grupo Ruba.

Por: Redacción
2017-05-17

 

Federico Silva nació en la Ciudad de México, en 1923. Es un extraordinario geómetra con una notable vocación por las ciencias exactas. Fue colaborador de David Alfaro Siqueiros en la elaboración de los murales del Palacio de Bellas Artes y en 1995 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

 

Asimismo, el autor es considerado un promotor incansable de los diversos lenguajes de la escultura contemporánea y en San Luis Potosí existe el único museo en México de este tipo, el cual lleva su nombre y cuenta con una impresionante colección de obras, donadas por el mismo Federico Silva.

 

Sus esculturas se ubican en España, Estados Unidos, Francia, Suecia, Japón, Jamaica, y en diversos estados de México como Sinaloa, Aguascalientes, Puebla y Tlaxcala y junto a otros destacados creadores se convirtió en uno de los principales promotores del “Espacio Escultórico” de la Ciudad Universitaria (UNAM), institución a la que ha estado vinculado más de 50 años y que atesora algunas de sus piezas más destacadas.

 

“Un saludo” será una obra exclusiva y ocupará el cuarto lugar en la ruta del Corredor Escultórico, ubicada al igual que las dos primeras sobre el Paseo Bolívar. Consta de una altura de 4.5 metros y al igual que el resto de las esculturas, fue realizada con la técnica de acero al carbón.

 

El día de mañana publicaremos la siguiente pieza, correspondiente al autor mexicano Manuel Felguérez, quien junto a Silva es considerado el decano de la escultura en nuestro país.



Me Gusta. Retweet. Digg.