Trump sacará a EU del TTP y renegociará el NAFTA

De acuerdo con el nuevo plan comercial de Estados Unidos anunciado este viernes por la Casa Blanca, Estados Unidos dejará de formar parte del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) y abrirá un proceso para renegociar los términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

Por: Redacción
2017-01-20

 

 

En una nota de prensa, la Casa Blanca explica que la estrategia comercial vigente "comienza por la retirada de la Asociación Transpacífica y por asegurar  que cualquier nuevo acuerdo comercial sea en beneficio de los trabajadores estadounidenses. El Presidente Trump está comprometido a renegociar el NAFTA. Si nuestros socios rechazan una renegociación que proporcione a los trabajadores estadounidenses un trato justo, el Presidente informará de la intención de los Estados Unidos de retirarse del NAFTA".

Crónica de una retirada anunciada

No se trata de una sorpresa. Era bien sabido que haría esto en cuanto asumiera el mando del país, puesto que en un comunicado en video publicado el 22 de Noviembre, el entonces presidente electo anunciaba un paquete de medidas que ya incluía esta retirada del TTP. "Voy a emitir una notificación de intenciones para retirar a Estados Unidos del TPP, un desastre potencial para nuestro país. En su lugar, negociaremos acuerdos comerciales bilaterales justos que devuelvan los empleos industriales a orillas de América", señaló Trump entonces. En este medio se publicó la semana pasada una nota que contenía algunas medidas que Trump tomaría al llegar al poder, y entre ellas figuraba este movimiento.

Con respecto al NAFTA, la postura es sutilmente distinta, aunque habrá que esperar el resultado de las negociaciones para ver cuál es exactamente la relación comercial que el nuevo presidente quiere mantener con Canadá y México. A principios de Diciembre, un portavoz del equipo de Trump, Anthony Scaramucci, trataba de calmar los ánimos asegurando que pese a sus constantes críticas al NAFTA, no existía la intención de "despedazarlo", sino la de "ajustarlo" convenientemente a las necesidades estadounidenses. El comunicado lanzado este viernes tiene sin embargo un tono ligeramente más duro e incluye el abandono del tratado como una realidad posible.

"Además de rechazar y reelaborar los tratados comerciales fallidos, Estados Unidos combatirá a las naciones que violen los acuerdos comerciales y dañen a los trabajadores estadounidenses en el proceso. El Presidente ordenará al Secretario de Comercio que identifique todas las violaciones comerciales y que utilice todos los instrumentos a disposición del gobierno federal para poner fin a estos abusos", añade la Casa Blanca en su comunicado. 



Me Gusta. Retweet. Digg.