Reunión con Trump está en el aire; duda del campeón

Apenas transcurrieron unas horas después de que los Warriors se coronaron en la NBA para que surgiera la duda de si el equipo aceptaría una invitación de la Casa Blanca para convivir con el presidente Donald Trump, una tradición en la liga y en los deportes profesionales de Estados Unidos de visitar al mandatario.

Por: Redacción
2017-06-14

 

En pleno festejo en el Oracle Arena, luego de batir en cinco juegos a los Cavaliers, surgieron versiones en medios estadunidenses de que los jugadores habían votado de manera unánime aceptar una invitación de la administración Trump. Poco después de que se esparció esa versión, el equipo negó que hayan tomado alguna decisión en un comunicado de prensa.

“Ahora todo es sobre celebrar el campeonato. No hemos recibido ninguna invitación de la Casa Blanca y tomaremos una decisión cuando sea necesario”, explicó el equipo en su misiva a los medios.

Jugadores y parte del staff han expresado su rechazo al presidente Trump. El coach Steve Kerr dijo abiertamente su decepción por el resultado tras las elecciones, mientras que Shaun Livingston aseguró, igualmente tras la votación del 8 de noviembre, que de ganar el campeonato no asistiría a la Casa Blanca. Ayer, el veterano David West dijo que probablemente declinaría una invitación.

Más allá de las posiciones ideológicas de los jugadores y el personal del equipo, podrían haber consecuencias políticas y económicas si el equipo se niega a acudir a la Casa Blanca. Para un sector de la población estadunidense rechazar una invitación del presidente podría ser considerado una ofensa, similar al arrodillarse durante el Himno Nacional, como hizo hace unos meses Colin Kaepernick en la NFL.

Otras consecuencias podrían reflejarse en la pérdida de patrocinadores, que podrían ver el gesto como una postura antitrump con la que no quisieran relacionar a su marca.

Pero los Warriors no son los primeros antes este dilema. Después de que los Patriotas de Nueva Inglaterra ganaron el Super Bowl surgió la misma duda y el equipo aceptó la invitación y 34 jugadores acudieron a la residencia oficial. Igualmente la Universidad de Clemson visitó ayer la Casa Blanca tras la obtención del campeonato del futbol colegial.

El presidente de los Pingüinos de Pittsburgh, campeón de la NHL, indicó la semana pasada que sí aceptarán acudir a la Casa Blanca, de recibir una invitación.





Me Gusta. Retweet. Digg.