Pandemia del COVID-19 también afectará la salud mental en un futuro: OMS

La pandemia del COVID-19 no solo afectó a las personas que contrajeron el virus, sino que también impactará a millones de individuos, quienes presentarán consecuencias en su salud mental.

Por: Redacción
2020-08-10

 

 

Así lo reveló la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien alertó que la emergencia sanitaria, el confinamiento y la crisis económica serán los factores que afecten en el futuro el aspecto psicológico de la población, por lo que incluso podría presentarse un incremento en el número de suicidios y trastornos.

 

“La situación actual, con aislamiento, miedo, incertidumbre y crisis económica, puede causar trastornos psicológicos”, señaló Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

Incluso el organismo considera probable un “aumento a largo plazo del número y la severidad de los problemas de salud mental” por el “sufrimiento inmenso de cientos de millones de personas”, así como los costos económicos y sociales que se darán a largo plazo para la población.

De acuerdo con la OMS, los grupos más vulnerables ante esta situación son “los sanitarios y personal de primera respuesta, con la ansiedad y estrés que están viviendo, niños y adolescentes, mujeres con riesgo de violencia doméstica, los mayores, por el riesgo de ser infectados, personas con condiciones mentales preexistentes u otras enfermedades, que tiene más difícil seguir recibiendo tratamiento”.

Por otra parte, según un análisis realizado por la Academia de Ciencias Médicas del Reino Unido, el aislamiento social es uno de los principales factores que perjudicarán el bienestar de las personas, por lo que posiblemente se presentará un aumento de la ansiedad, depresión, estrés y otros aspectos negativos.

Cabe mencionar que la ansiedad y la depresión son los factores que más han aumentado y por lo tanto los que representen una mayor preocupación pues podrían darse episodios como el suicidio y autolesiones.

“Es probable que una consecuencia adversa importante de la pandemia de COVID-19 sea el aumento del aislamiento social y la soledad, que están fuertemente asociados con ansiedad, depresión, autolesiones e intentos de suicidio a lo largo de la vida”, mencionaron los investigadores.

El confinamiento provocado por la pandemia del COVID-19 por el cual se ha obligado a millones de personas a permanecer encerradas durante ya varios meses, ha generado que la gente se aísle y quede en completa soledad, acción que podrían seguir practicando una vez terminada la emergencia sanitaria.

Además debido a las medidas sanitarias y de seguridad se prevé que estas sigan practicándose y que costumbres y hábitos de acercamiento social queden olvidados como son las muestras afectivas.

Con información de Gaceta Médica y DW



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018