Movimiento estudiantil del 68’, una causa social que nos dejó una gran lección: Bazán

El diputado local y dirigente estatal del PRI, Omar Bazán Flores, presentó hoy en tribuna un posicionamiento sobre los hechos del 2 de octubre de 1968, a los que calificó como el movimiento estudiantil que enarboló una causa social que “nos dejó una gran lección para la posteridad que no debe repetirse”.

Por: Redacción
2018-10-02

 


Recordó que las inconformidades de la sociedad encontraron en la juventud mexicana, en la década 60’s, un desahogo y por primera vez eco en los medios de comunicación.

Prevalecía desigualdad en el desarrollo económico -próspero en la época, pero elitista en el bienestar-, nula democracia y el hartazgo por las promesas pendientes de la revolución mexicana, lo que generó una serie de movimientos por parte del cooperativismo sindical que venía desde el cardenismo, mientras que los jóvenes encontraban similitudes en ejemplos internacionales como Francia y Cuba, en contra del sistema vigente.

El movimiento de 1968 en México, señala el legislador priista, fue un movimiento social en el que participaron estudiantes, profesores, intelectuales, amas de casa, obreros, campesinos, comerciantes y profesionistas de la Ciudad de México y varios estados.
En el pliego petitorio que se elaboró el 4 de agosto por el Consejo Nacional de Huelga los postulados eran los siguientes:

1) libertad a los presos políticos

2) destitución de los generales Luis Cueto Ramírez, Raúl Mendiola y del teniente coronel Armando Frías

3) extinción del cuerpo de granaderos

4) Derogación de los artículos 145 y 145 bis del código penal (delito de disolución social)

5) indemnización a las familias de los muertos y a los heridos víctimas de las agresiones en los actos represivos iniciados el viernes 26 de julio

6) deslinde de las responsabilidades de los actos de represión y vandalismo realizados por las autoridades a través de los policías, los granaderos y el ejército.

Bajo la premisa por parte del Gobierno Federal de ser un movimiento comunista, fueron reprimidos continuamente, hasta que el 2 de octubre de 1968 se perpetró un violento ataque en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, logrando disolver el movimiento en diciembre de ese año.

Esta represión, hoy sabemos, fue conocida como la Operación Galeana y efectuada por el grupo paramilitar denominado Batallón Olimpia, la Dirección Federal de Seguridad (DFS), la llamada entonces Policía Secreta y el Ejército Mexicano bajo el mando de Luis Echeverría Álvarez, y por instrucciones de Gustavo Díaz Ordaz.

Bazán Flores señaló que de acuerdo a un informe de la Comisión de la Verdad realizado en 1993, en los disturbios fueron disparados 15 mil proyectiles y hubo 300 muertos, además de 700 heridos y cinco mil estudiantes detenidos.

En la actualidad, apuntó, los priistas reconocemos nuestros grandes errores históricos, pero también y debemos valorarlo, la democracia y la alternancia es un mérito de esos personajes que lucharon contra el sistema y a los cuales hoy todavía estamos en deuda; esta gratitud y nostalgia histórica no deben convertirse en un peligro para aquellos que piensan diferente, la intolerancia y el linchamiento político fue la causa de grandes catástrofes históricas.

Por esta razón, los priistas de hoy, entendemos y refrendamos nuestro compromiso histórico hacía con la sociedad mexicana, pero también estamos orgullosos de los grandes aportes y contribuciones para el México contemporáneo.



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018