Medios islamistas atribuyen tiroteo en California a Estado Islámico

Medios de comunicación ligados con el Estado Islámico aseguran que el tiroteo perpetrado el miércoles pasado en San Bernardino, California, fue realizado por fanáticos del grupo terrorista, informa el sitio de monitoreo de amenazas terroristas SITE Intelligence Group.

Por: Redacción
2015-12-04

 

 

Rita Katz, directora del portal SITE, informó a través de su cuenta de Twitter que los autores de la balacera eran seguidores del ISIS. Medios aliados al grupo terrorista añadieron que “dos partidarios del Estado Islámico atacaron el centro de la ciudad de San Bernardino, California”.

Sin embargo Katz añade que los islamistas no se adjudicaron por completo el atentado, pero acogieron a los autores a su causa.

Hoy por la mañana se había revelado que Tashfeen Malik, autora junto a su esposo del tiroteo del tiroteo en el que murieron 14 personas, había prometido lealtad al líder del Estado Islámico en un mensaje en Facebook.

De acuerdo con la cadena CNN, que cita a tres oficiales vinculados a la investigación del tiroteo, Malik publicó en una cuenta de Facebook bajo un nombre falso un mensaje de lealtad al líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi.

Asimismo el diario The New York Times, que también cita a funcionarios de la investigación, afirma que en este momento la hipótesis que predomina es la de que Malik y su esposo, Syed Farook, se autoradicalizaron e inspiraron en el EI, sin recibir órdenes directas de los yihadistas para cometer la masacre.

Las autoridades no tienen por ahora ninguna evidencia de que el ataque fuera coordinado u ordenado por el grupo extremista.

En los días previos al tiroteo, que causó también 21 heridos, el matrimonio tomó medidas para borrar información de algunos de sus dispositivos electrónicos, de acuerdo con los últimos detalles divulgados de la investigación.

Por ello, las autoridades creen que el tiroteo fue premeditado y planeado con cierta antelación.

Los investigadores hallaron ayer bombas caseras y armamento en la vivienda de los sospechosos, abatidos por las fuerzas de seguridad horas después de la matanza y que en la mañana del tiroteo dejaron a su hija de seis meses con su abuela, argumentando que tenían una cita médica.

Farook, de 28 años y nacionalidad estadounidense, era musulmán y llevaba dos años casado con Malik, una mujer paquistaní de 27 que llegó al país a mediados de 2014.

Con información de EFE



Me Gusta. Retweet. Digg.