“Si bien sabemos detrás de los que estamos y de lo que se trata nuestra investigación, lo que nos sorprende es el tamaño y pesaje”, declaró Mario Vesconi, presidente de la asociación.

 

El meteorito fue encontrado en una zona llamada Campo del Cielo, donde hace 4 mil años impactó una lluvia de meteoritos metálicos. El trabajo de extracción fue complejo porque el meteorito se encontraba en una área cercana a un cuerpo de agua. De hecho,  al momento de excavar, el agua empezó a brotar.

 

Foto de La Nación 

Foto de La Nación

 

Con este descubrimiento, la provincia del Chaco cuenta con dos de los meteoritos más grandes del mundo. El primer lugar pertence a Hoba que tiene un peso de poco más de 66 toneladas y fue descubierto en Namibia.

 

Con información de La Nación