El muro rompe al continente: OEA


América Latina está obligada a trabajar en coordinación para enfrentar la política proteccionista y separatista del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Por: Redacción
2017-02-15

 


Aseveró que el muro fronterizo con México, que pretende ampliar el republicano, también divide a EU con América Latina y el Caribe. La valla parece ser la frontera entre el norte y el sur del continente, dijo.

“México y Estados Unidos son socios importantes de la OEA y tenemos que encontrar una forma de trabajar juntos, de una manera institucional, que apunte a resolver los problemas reales que existen en el continente”, expuso Almagro en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio.

A decir del secretario de la OEA, la migración, en vez de ser atacada, es un tema que se tiene que trabajar con responsabilidad internacional.

En Estados Unidos, oficiales de migración detuvieron a  un joven mexicano protegido bajo el programa de Obama conocido como Dreamers.  

Alertan separatismo de EU y AL por muro

Pide a líderes  defender los derechos de migrantes; ofrece apoyo en el diálogo México-EU.

El muro que pretende ampliar el presidente estadunidense Donald Trump en la frontera entre Estados Unidos y México no sólo divide a nuestro país, sino a América Latina y el Caribe, por lo que la región está obligada a trabajar en coordinación para enfrentar la política proteccionista y separatista de Trump, alertó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“La separación entre Estados Unidos y América Latina no es un componente simbólico es un componente muy fuerte y surge a partir del muro. Tiene que ver con la dinámica de una relación de vecindad que tiene que estar basada en construir mejores vínculos, en fortalecer relaciones y no en separar o reprimir”, aseveró.

Manifestó que el muro parece ser la frontera entre México y EU, pero es la frontera entre la Unión Americana y los países latinoamericanos.

Entrevistado por Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio, Almagro puntualizó que el muro “pretende dividir a América Latina y el Caribe de Estados Unidos, pero como idea no es propia del presidente Trump, es una idea que ya lleva un par de administraciones”, por lo que en la OEA, dijo su secretario general, 28 países se han declarado ya en contra de su construcción.

Manifestó que la migración también tiene un componente latinoamericano, donde centroamericanos y de países del sur tienen como tránsito obligado México.

Aseveró que la OEA ha hecho puntualizaciones muy claras respecto de los derechos de los migrantes y llamó a tener un marco más constructivo.

“Nosotros queremos buscar un camino aunque sea conductivo en el diálogo de los países. México y Estados Unidos son socios importantes de la OEA y tenemos que encontrar una forma de trabajar juntos, de una manera institucional, que apunte a resolver los problemas reales que existen en el continente.”

Almagro explicó que la migración es un tema fundamental a analizar en todo el continente, como lo es la seguridad, el narcotráfico y definitivamente Estados Unidos y México necesitan trabajar juntos en esos temas.

Actualmente, la parte de la valla fronteriza, de 650 millas construidas, con tendido eléctrico o de concreto y en algunos puntos vigilada por drones, “cuesta la vida de 500 migrantes por año”, advirtió.

El trabajo para el futuro entre México y Estados Unidos, remarcó, “tiene que estar muy institucionalizado, no puede ser en una lógica ni explosiva ni emocional”.

“Tiene que ser una lógica de trabajo propio de las instituciones de los dos países”, con un discurso que elimine cualquier variable de discriminación y que “fortalezca cada uno de los enunciados que tenemos en postulados, en declaraciones y convenciones del Sistema Interamericano, en la defensa de derechos y en el tratamiento específicamente en el tema de migrantes”.

Tratar, dijo, el tema institucionalmente. “No es un tema que deba tener un intercambio de comunicaciones con muy pocas sílabas, tiene que ser algo trabajado, fortalecido y haciendo priorizar los derechos de todos”.

“Se tiene que eliminar cualquier variable de egoísmo, a veces la idea es mimetizarse en el sentido de pensar que el problema no es conmigo, pero el problema sí es conmigo, en la medida en que afecta derechos de personas”.

Almagro reconoció que el discurso del Presidente Donald Trump “tomó desprevenidos” a los líderes políticos de la región, por lo que es urgente, dijo, que salgan voces a “defender y definir los derechos de los migrantes”, no sólo mexicanos, sino de los latinos en Estados Unidos.

“Por eso nuestra insistencia en salir inmediatamente a marcar cuáles son las obligaciones y cuáles son los derechos que tiene la gente, y cuáles son las obligaciones de los países que tiene que asegurarle a la gente la más plena vigencia, el más pleno goce de sus derechos”, ya que, señaló, los migrantes son unos de los componentes más vulnerables de las sociedades.

Sobre el discurso proteccionista que recorre el mundo, dijo que de mantenerse “va a implicar serios retrocesos para la variable de desarrollo de nuestros países”.

Por último, habló sobre los esfuerzos de mediación del Vaticano en Venezuela, los cuales calificó de “específicamente malos”, al precisar que ha fallado en cumplir con sus objetivos, pues “el diálogo ha significado serios retrocesos en Venezuela”.





Me Gusta. Retweet. Digg.