El día que Ronaldinho llevó el futbol más allá de los colores


La noche mágica: 19 de noviembre de 2005. Aquel día Ronaldinho unificó a las aficiones del Barcelona y el Real Madrid en una sonora ovación para reconocer a una de las figuras más mediáticas del futbol mundial.

Por: Redacción
2019-11-19

 

 


 ‘Dinho’ brindó una de sus mejores exhibiciones en su carrera, no sólo como futbolista del Barcelona, sino simplemente como un profesional, justo cuando los catalanes y el conjunto blanco tenían una encarnizada batalla por la cima de la liga española.

Con el estadio Santiago Bernabéu como escenario, el conjunto blaugrana se adelantaría a los 14 minutos con anotación de Samuel Eto’o tras la asistencia de un joven Lionel Messi, pero el recital estaba por llegar a la ‘Casa Blanca’.

Ya en la parte complementaria y ante el asedio de un Madrid comandado por Vanderlei Luxemburgo apareció la figura del ‘Mago de Porto Alegre’ cuando el reloj marcaba 59 minutos, pidiendo el balón sobre la banda izquierda, dejando en el camino con un amague a Sergio Ramos, enganchando al centro para superar a Iván Helguera dentro del área y definir con un potente disparo a primer poste, dejando inmóvil a Iker Casillas.

El Barcelona de Frank Rijkaard dominaba el clásico español gracias a esa segunda anotación, aunque la ‘cereza del pastel’ llegó hasta los 77 minutos. Ronaldinho volvió a recibir el esférico en costado izquierdo y con un gran despliegue físico lo condujo con una velocidad inalcanzable para Ramos hasta el área ‘merengue’ para culminar con una definición cruzada ante el gesto de incredulidad de Casillas.

Luego del 0-3 definitivo, la afición blaugrana estalló en júbilo para rendirse a los pies de su máxima figura de ese tiempo, pero lo más sorprendente fue que los seguidores del Real Madrid se pusieron de pie para reconocer el talento del astro brasileño y esa ‘magia’ que desbordaba sobre el rectángulo verde.

Las aficiones de los dos clubes más ganadores de España suelen estar en una animadversión constante, sin embargo, Ronaldinho consiguió que ambas dejaran de lado los colores y sólo disfrutaran el juego, tal como lo hacía el ‘hombre de la eterna sonrisa’.



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018