Brasil liquida a un tímido Japón


La selección brasileña se impuso a Japón por 3-1, en el primer partido de la historia de la pentacampeona del mundo con el árbitro de video y que le sirvió al seleccionador Tite para ver en acción a varios suplentes para ir perfilando las alternativas que tendrá en el Mundial de Rusia.

Por: Redacción
2017-11-10

 


Neymar, Marcelo y Gabriel Jesús sentenciaron el partido antes de los 40 minutos, ante una inocente Japón que acusó demasiado la ausencia de sus tres figuras: Shinji Kagawa (Borussia Dortmund), Shinji Okazaki (Leicester) y Keisuke Honda (Pachuca), a los que el técnico Vahid Halilhodzic no convocó por no estar en su mejor momento.

Brasil no acusó los cambios en el once, en el que entraron Jemerson, Thiago Silva, Danilo, Fernandinho y Giuliano y dominó desde el inicio.

El partido empezó a decantarse pronto para los brasileños, cuando el árbitro, tras consultar el video, marcó un claro penalti por agarrón dentro del área de Yashida a Fernandinho.

Neymar engañó a Kawashima en el lanzamiento y abrió el marcador, en su octavo gol contra Japón, su mayor víctima en partidos internacionales.

Apenas seis minutos más tarde, el árbitro volvió a señalar penalti a favor de Brasil, esta vez por falta de Yamaguchi sobre Gabriel Jesús.

Neymar decidió invertir el palo en el que mandar el esférico y optó esta vez por el izquierdo, aunque Kawashima le adivinó el lanzamiento y con una gran intervención, logró despejar la pelota a córner.

En el saque de esquina, tras un rechace defensivo, el balón le cayó a los pies del madridista Marcelo, que desde fuera del área soltó un trallazo que terminó en la red nipona.

Japón apenas inquietó a Brasil en la primera mitad, en la que se vio superado por la mayor calidad técnica de los sudamericanos y principalmente, por la fuerza física del tridente Fernandinho-Casemiro-Giuliano en la zona media.

Con el marcador a favor, Brasil cedió la posesión del balón a Japón, aunque con ello mostró otra de sus virtudes, la contra, aprovechando la velocidad de Willian y Neymar por las bandas.

En un contraataque, los de Tite lograron el tercer gol, cuando Willian asistió a Danilo, que entró en el área a gran velocidad por la derecha, centró raso al segundo palo, donde Gabriel Jesús apenas tuvo que poner el pie para marcar.

En la segunda mitad, los dos técnicos optaron por mover los banquillos y el partido perdió velocidad, aunque se endureció, principalmente por parte de los japoneses.

Los asiáticos lograron recortar distancias en el minuto 63, cuando Makino saltó más que Jemerson en un córner y marcó de cabeza.





Me Gusta. Retweet. Digg.