Aviso a la FIFA; calientan gargantas

La FIFA no espanta a los aficionados mexicanos. Sin importar la advertencia de que el árbitro tiene la facultad de suspender un partido de la Copa Confederaciones en caso de detectar alguna conducta discriminatoria en la tribuna, miles de seguidores de la Selección Nacional ya calientan la garganta para hacer retumbar el “¡Eeehhh…puuuto!” en los estadios rusos.

Por: Redacción
2017-06-17

 

El torneo, que arranca hoy, será el primero oficial que cuente observadores antidiscriminación por parte del máximo organismo. Los silbantes de cada encuentro tendrán, luego de un tercer aviso, la posibilidad de terminar el partido.

“He estado platicando al respecto con varios mexicanos que me he encontrado en el aeropuerto aquí en Moscú y, sinceramente, la gran mayoría dice que lo va a seguir haciendo. No es algo que les hay afectado ni asustado, estoy seguro que el 90 por ciento lo va a seguir haciendo y más en este juego del domingo”, expresó Gabriel Galván, miembro del grupo de animación La Ola Verde, que acompaña al Tri en todos los partidos oficiales.

Galván, entrevistado vía telefónica desde Moscú, expresó que aunque los boletos estuvieron entre 85 y 135 dólares habrá un grupo importante de mexicanos en el partido ante Portugal.

“Es imposible erradicar el grito, muchos aficionados me dicen: ‘A mí no me van a decir qué es lo que tengo hacer en un estadio, yo pagué un boleto y tengo el derecho de expresarme’. El domingo yo creo que el 80 por ciento lo va a seguir haciendo”, opinó Galván.

Recordó que el grito comenzó a escucharse en los partidos de la Selección Mexicana rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010 y que desde entonces cada vez ha tomado fuerza. Aseguró que él también se unía al coro, pero desde hace tiempo ya no lo hace.

“En Sudáfrica nos preguntaban los aficionados de allá el significado del grito y les daba risa, luego hasta entre ellos se decían y lo tomaron como un juego.

“En la Copa América de Argentina había muchos uruguayos cuando jugamos contra ellos, eran como 30 mil contra dos mil mexicanos, los gritaban a nuestro portero y se escuchaba en todo el estadio.

“Durante la goleada que sufrió México 7-0 ante Chile ya como al tercer gol los aficionados mexicanos ya no le gritaban al portero de Chile y entonces la agarraron contra Memo Ochoa”.

Gabriel Galván dijo que en caso de una sanción de FIFA de ninguna manera se sentirían como responsables, ya que los aficionados también serían los afectados, porque se corre el riesgo de jugar algún partido a puerta cerrada.

“No creo que pase lo de una suspensión del partido. Sí creo que lo reporten en la cédula. Con los derechos televisivos y el dinero comprometido veo difícil que se suspenda un partido por este motivo”.

El aficionado destacó que la Femexfut sí ha intentado erradicar el grito, pero hasta el momento no ha podido. Opinó que la FIFA trata de mezclar esta situación con expresiones de racismo que se han presentado en otros países, pero que deben considerarse como situaciones diferentes.

“Ha sido más grave cuando ha pasado que les avientan plátanos y cacahuates a los jugadores, que incluso muchos de ellos hasta se han salido del campo. Aquí, el grito no es contra alguien en especial. En México contamos con los aficionados más folclóricos y coloridos del mundo, tanto en disfraces como en otras cuestiones”.

 

Adrenalina 360 





Me Gusta. Retweet. Digg.