Alistan el tercer y último debate; contienda, el martes 12 de junio

Los cuatro candidatos a la Presidencia de México viajan a Mérida, Yucatán, para presentar sus propuestas en materia de desarrollo y economía

Por: Redacción
2018-06-11

 

Anaya ofrece la generación de más empleos

El candidato presidencial de la coalición por México al Frente, Ricardo Anaya, enfocará su participación en el tercer debate Presidencial —el cual abrirá y cerrará, de acuerdo con el sorteo de participaciones— en su esquema de desarrollo económico para frenar la desigualdad y en la defensa de la Reforma Educativa.

Ricardo Anaya iniciará el debate planteando el fomento a la inversión productiva con incentivos fiscales y la generación de empleo bien remunerado como base para el abatimiento de la pobreza y la desigualdad; estos elementos redundarán para disminuir el crimen, fomentar la ocupación remunerada y la creación de universidades y centros de esparcimiento.

Reiterará su compromiso para atraer la inversión privada, la cual, ha señalado, se alejaría si gana su adversario Andrés Manuel López Obrador. En este rubro Anaya plantea también la creación de la figura del ombudsman de los inversionistas para respaldar la inversión productiva.

El panista mantiene la premisa de que toda inversión para el desarrollo sustentable que sea legítima merece la protección del Estado, ya que el empresario que “arriesgue su capital” requiere la certeza de que si alguna autoridad por descuido o de manera intencional genera retrasos o impide un proyecto, tendrá una institución que lo defenderá.

Asimismo, propone incrementar el salario mínimo a 100 pesos diarios y de manera gradual hasta los 190 pesos; terminar con la brecha salarial de género y garantizar que los niños no tengan que trabajar, sino que cuenten con el apoyo gubernamental para concluir sus estudios.

Defenderá la Reforma Educativa, pues a decir del candidato presidencial, ésta no ha sido bien instrumentada por el actual gobierno, pues en lugar de ponerse énfasis en la sanción a los maestros deberá centrarse en su capacitación.

 

Concentra sus propuestas en el combate a la pobreza

Erradicar la pobreza extrema antes de concluir el próximo sexenio en 2024 es el planteamiento de José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, para abatir la desigualdad del país, uno de los puntos nodales que se abordarán en el tercer debate presidencial que se centrará en economía y desarrollo.

En los últimos años se han instrumentado acciones que han logrado sacar a más de tres millones de personas de la carencia alimentaria; sin embargo, aún existen 24.6 millones de personas en el país que no gozan de alimentación suficiente y adecuada. Eso no debe continuar”, planteó el abanderado presidencial en su libro El México que merecemos donde plasma su programa de gobierno en caso de ganar las elecciones.

De acuerdo con el Coneval, actualmente 44 de cada 100 mexicanos viven en situación de pobreza y nueve millones de ellos en condición de pobreza extrema; ante este panorama, el abanderado del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza propuso la creación de una Plataforma Nacional de necesidades, para focalizar los requerimientos de cada persona que permita al gobierno brindar apoyos específicos.

Quien no tenga buena alimentación, recibirá soporte alimenticio. Quien no tenga movilidad obtendrá apoyo para su transporte y quien padezca alguna discapacidad se beneficiará de accesibilidad e inclusión”.

ACERCA DEL TLCAN

En desarrollo económico planteó preservar la fortaleza de nuestras finanzas públicas; ampliar y diversificar nuestra economía y las relaciones comerciales; transitar hacia mayores niveles de competitividad

y buscar alternativas al Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

Debemos consolidar las negociaciones comerciales con la Unión Europea para dar mayor valor al Tratado de Libre Comercio con el que contamos y será fundamental nuestra capacidad para negociar un Tratado con Reino Unido una vez que se formalice su salida de la UE”, puntualizó.

- Vanessa Alemán

 

 

AMLO mantedrá su postura: cancelar Reforma Educativa

De cara al tercer debate presidencial y seguro de que ni Ricardo Anaya ni José Antonio Meade han podido desbancarlo del primer lugar en la intención del voto, Andrés Manuel López Obrador llega al último encuentro con sus adversarios “sin ensayos ni horas de práctica” para hablarle al electorado de sus propuestas en materia económica, educativa, de salud y de desarrollo sustentable.

Yo me preparo aquí, frente a ustedes, desde el templete; mientras, mis adversarios ensayan dos o tres días” expresó López Obrador desde Atlixco, Puebla hace unos días.

El político de 64 años y quien en los últimos siete meses visitó todos los estados del país, decidió  ­—como en los dos anteriores debates— no interrumpir sus giras y tampoco ofrecer conferencias de prensa postdebate para declararse ganador.

La estrategia del candidato presidencial será la misma que aplicó en abril y mayo: horas antes del debate, rodearse de sus más cercanos colaboradores como Alfonso Romo, Marcelo Ebrard, Yeidckol Polevnsky y Tatiana Clouthier para repasar algunas de sus propuestas así como acompañarse de sus tres hijos mayores (José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo López Beltrán); además de su esposa, Beatriz Gutiérrez.

Al término del debate, como lo acostumbra, prevé emitir la evaluación de su participación a través de sus cuentas en redes sociales.

En cuanto a sus propuestas en materia educativa, López Obrador mantiene como principal propuesta cancelar la Reforma Educativa aprobada en el actual sexenio al considerarla una reforma laboral que afecta al magisterio porque daña sus derechos laborales.

Además, de acuerdo con el proyecto alternativo de nación, México no puede seguir más el modelo económico neoliberal, pues en los últimos 30 años el país ha crecido 2 por ciento anual. Necesita de uno nuevo, donde el estado vele por el bienestar social de los más necesitados, sin descuidar los niveles macroeconómicos.

- Isabel González

 

El Bronco busca aumentar el salario mínimo

De cara al tercer debate presidencial, Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, tiene entre sus propuestas de campaña en materia de economía y desarrollo la reducción del IVA de 16 a 10 por ciento en todo el país; la disminución gradual del ISR de 35 a 30 por ciento en una primera etapa; establecer un salario mínimo de 335 pesos, y exentar del Impuesto Sobre la Renta a todos los que ganen menos de 10 mil 500 pesos al mes.

En el combate a la pobreza, el candidato independiente asegura que de ganar las elecciones del primero de julio, el Presidente de la República dejará de ser como “Santa Claus” y terminará con la entrega de dádivas, porque lo que se requiere, sobre todo en el sur del país, es ofrecer empleo y opciones productivas a los mexicanos que menos tienen.

Sobre el tema de educación, El Bronco planea utilizar seis mil millones de pesos, ­­—la mitad de lo que hoy se va a los spots de los partidos políticos—, en un fondo de investigación tecnológica.

Además pretende elevar el presupuesto educativo a más del 3 por ciento del PIB, eliminando el asistencialismo y desapareciendo las delegaciones de las dependencias federales en las 32 entidades.

Una de sus propuestas más polémicas en esta materia son las escuelas militarizadas, donde se fomenten valores, disciplina y actividad física, como una forma de alejar a los jóvenes de la delincuencia.

Rodríguez Calderón se pronuncia a favor de la Reforma Educativa, que afirma, tendrá cambios, para que los maestros se sientan felices, tranquilos e impartan una mejor enseñanza.

En lo que se refiere a salud, el aspirante presidencial tiene pocas propuestas, como brindar atención en hospitales privados a la población que no tiene seguro social, y que haya un servicio de salud universal.



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018