¡Hay esperanza! Abuelita de 114 años logra comprar su casa

Bien dicen que nunca es tarde para lograr las metas que nos proponemos en la vida, así hemos conocido casos de adultos mayores que consiguen pasar la primaria, secundaria o hasta graduarse de una licenciatura.

Por: Redacción
2020-10-17

 

María lopes da Silva es una mujer brasileña de la ciudad de Recife y trabajó durante muchos años como empleada doméstica con el sueño de poder tener su casa propia.

En entrevista para el Diario de Pernambuco la mujer contó que nunca renunció a tener un techo propio y ahora está feliz de tener su casa propia

Trabajé durante muchos años como empleada doméstica… nunca renuncié a tener mi propio techo. Estoy muy feliz’, dijo la mujer al diario de Pernambuco.

La casa de la mujer está dentro de un edificio de 128 departamentos y cuenta con 40.71 metros cuadrados

Ahora ella disfrutará de su casa junto con una de sus hijas.


¡Hay esperanza! Abuelita de 114 años logra comprar su casa

Esta es la historia de María, una mujer de 114 años que recientemente logró comprar una casa y está feliz de mostrar su título de propiedad.

17/10/2020 12:59  REDACCIÓN / FOTO: @DIARIOPE
 
 
  
 
 
¡Hay esperanza! Abuelita de 114 años logra comprar su casa

Esta abuelita de 114 años logró comprar su casa, ahora presume orgullosa su título de propiedad

 

RECIBE TODA LA INFORMACIÓN EN TU CORREO

Correo electrónico ENVIAR

Al hacer click en enviar quedaras [email protected] a nuestro boletín el cual podrás cancelar en cualquier momento;no olvides revisar tu carpeta de spam.

 
 

BRASIL.

Bien dicen que nunca es tarde para lograr las metas que nos proponemos en la vida, así hemos conocido casos de adultos mayores que consiguen pasar la primaria, secundaria o hasta graduarse de una licenciatura.

En este caso te contaremos la historia de María da Silva, una mujer de 114 años que logró pagar su casa y ahora presume orgullosa su título de propiedad.

 
PUBLICIDAD

María lopes da Silva es una mujer brasileña de la ciudad de Recife y trabajó durante muchos años como empleada doméstica con el sueño de poder tener su casa propia.

En entrevista para el Diario de Pernambuco la mujer contó que nunca renunció a tener un techo propio y ahora está feliz de tener su casa propia

Trabajé durante muchos años como empleada doméstica… nunca renuncié a tener mi propio techo. Estoy muy feliz’, dijo la mujer al diario de Pernambuco.

La casa de la mujer está dentro de un edificio de 128 departamentos y cuenta con 40.71 metros cuadrados

Ahora ella disfrutará de su casa junto con una de sus hijas.



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018